Los protectores de lactancia poseen al centro, entre sus capas interiores y exteriores, abundantes polímeros que al contacto con la leche la gelatinizan, evitando que su ropa se manche.

Las capas de los protectores la aíslan de la humedad y permiten que su piel respire, manteniéndola fresca y seca.

Esto contribuye a mejorar su ánimo e incorporarse a sus actividades normales.

Son ergonómicos, ya que se ajustan a la forma de su pecho.

Cuentan con doble cinta adhesiva para fijarlo a su ropa interior, evitando que se muevan.

Vienen en empaques individuales, lo que los hacen higienicos y únicos en el mercado.

Son desechables.

Delgados y cómodos

Para la mujer que desea un ajuste discreto.

Ultra livianos.

Gel súper absorbente asegura que usted y su ropa estarán siempre secas.

Con forma cónica y cinta adhesiva.

Envueltos individualmente para máxima higiene.

Presentaciones de 12, 24, 36, 60.

Protectores para lactancia

Ajuste perfecto y mayor absorción.

Para la mujer que desea comodidad y seguridad.

En algunos países disponible en 90 y 120.

Empaques individuales desechables.

Súper absorbentes, con gel que atrapa el exceso de leche y la retiene.

Ajuste perfecto, la doble cinta autoadhesiva y la forma tridimensional proveen un excelente ajuste.

Suave y seca, su recubrimiento especial proporciona un gran confort y protección.

Envoltorio silencioso y fácil de abrir, empaquetados individualmente con envoltura suave tipo tela.